Presidente ruso, Vladimir Putin, se quitó la camisa en una de sus 'escapadas siberianas' y las fotografías dan de qué hablar en internet