Ciudad del Cabo logró ampliar hasta junio el plazo de sus reservas de agua gracias a una gran reducción de su consumo