Arqueólogos egipcios descubrieron la tumba de una sacerdotisa de la época de los faraones en El Cairo