Estuvimos en la exposición que reúne las obras de Pablo Picasso y Fernando Botero en Francia