Persistentes lluvias causan inundaciones y crecidas de ríos en diferentes zonas de Francia