Miami tendrá representación en la MLS estadounidense gracias al exjugador David Beckham