Presidente de Filipinas amenazó con expulsar del país a embajadores de la Unión Europea