Sevilla jugará la final de la Copa del Rey tras imponerse al Leganés y espera rival de quien gane entre Valencia - Barcelona