Twitter anunció que no bloqueará las cuentas de líderes mundiales para promover la “conversación pública”