Bolsa de Nueva York registró la peor semana en los últimos dos años: índices de Wall Street cerraron en rojo