Al menos 60 % de los comercios que existían en Venezuela hace cinco años han cerrado sus puertas, según Consecomercio