Crece la ola de rechazo tras supuestas palabras de Trump contra algunos países de donde provienen inmigrantes que viven en EE. UU.