Gobierno y oposición en Alemania están en contra de la intención independentista de Cataluña