Abogados del Parlamento catalán aseguran que Puigdemont tiene que estar presente físicamente para su investidura