Wall Street cerró la peor semana desde la crisis financiera de hace dos años con una caída acumulada del 5 %