NASA descubrió el sistema solar más parecido al del planeta Tierra