Presidente Vladímir Putin sobrevoló el recién construido estadio de Rostov que estará disponible para la Copa del Mundo en Rusia