Al menos 100 indocumentados han sido detenidos durante una serie de redadas en Los Ángeles, EE. UU.